18/5/07

¿Racismo en Colombia?


Cris, una amiga muy querida que trabaja para la Revista Semana, hace unos días me hizo sentir importante y me pidió una opinión sobre el racismo en Colombia. Ella planea escribir un artículo sobre este tema ya que este fin de semana se celebra el día de la “afrocolombianidad”.

Después de leer el correo en el que me preguntaba diferentes cosas, sentí un impulso sobre- humano y sin mucho pensar le respondí. Luego, pensé que debí haber matizado algunas cosas; y que aunque es muy difícil que Cris me cite, debí ser más “políticamente correcta”. Como mi intención con este blog es olvidarme de “lo que debo ser" y simplemente decir lo que pienso, les cuento lo que le contesté a Cris:

Estoy segura de que en Colombia hay todavía muchísimo racismo.

También creo que ha habido grandes avances al respecto y que los mismos afros sienten que cada vez tienen mayor visibilidad en el panorama político y social de la nación.

Sin embargo, el problema ahora es precisamente las implicaciones y los métodos de esa "visibilidad". Jaime Arocha (experto en estudios afrocolombianos) tiene un término que me encanta: el "etnoboom". Lo negro y lo indígena están de moda en Colombia.

Eso que antes de la Constitución de 1991 era invisible ahora, es cool. Y esa es otra clase de racismo. El problema no es exotizar al otro, como dice Jose Jorge de Carvalho (otro experto en el tema), "si no exotizamos al otro no nos enamoramos de él". El problema es cuándo ese negro, ese “otro” se vuelve un objeto que se pone y se quita para ciertas cosas y en ciertas ocasiones.

Como mi tema es la música lo veo claramente: el negro en la música es totalmente bienvenido y aceptado. Lo mismo en el deporte. Porque dentro del imaginario de nuestra “nación mestiza” los negros son musicales, tienen fuerza física, bailan bien, cocinan delicioso, son buenos en la cama y pare de contar. Entonces cuándo ya ese negro es tu jefe... o cuándo es la negra la que te quita a tu novio... La cosa cambia no?

Tengo una tía en Cali que para congraciarse conmigo mientras yo hacía mi trabajo de campo -precisamente con la colonia de Guapi- me dijo: "Yo nunca he sido racista. Todas mis empleadas de servicio han sido negras y cada vez que veo un negrito en un semáforo le compro frutas. Es que los negritos chiquitos son divinos, ¿no?"

¿Racismo en Colombia? … Pues juzguen ustedes.

Foto: Carlos Torres

8 comentarios:

mbq dijo...

Hola Anita, felicidades por el blog, muchos temas interesantes. Quiero aportar un poquito al tema del racismo en Colombia - aún siendo blanco que convivido muchas experiencias de racismo con amigos negros en Bogotá, sobre todo con la vivienda.

Buscar un apartamento, inclusive en los sectores de Bogotá donde ya hay presencia afro, es un lío. Muchas veces, tocando timbres en casa donde habían anuncios, la señora de la casa, desde le segundo piso me preguntaría "Para cuantas personas es?" Y diría que éramos dos. "Listo, ya bajo a enseñarles el apartamento." Bajándo a abrir la puerta y viendo ahora a mi amigo negro conmigo, de repente el apartamento era para una persona sola. Eso pasó varias veces, y cuando el apartamento no se encogió de manera mágica para ser para una persona, se subió el precio unos 200 mil entre el ver me a mí desde la ventana y el abrir la ventana para vernos a los dos. Cuando por fin conseguimos un apartamento, llevábamos dos meses ahí cuando alguien intentó entrar de noche a la tiendita del primer piso para robarla. Al día siguiente, nos echaron del apartamento, con una indirecta muy bogotana "No, ustedes son inquilinos buenísimos, pero siempre entran a su apartamento varias personas, y no queremos que les pase nada." Pensaron que los amigos nuestros, estudiantes y profesionales negros, eran los del robo. Cuando vivía en Cali, ocupé un apartamento que tenía rota la taza del baño. Depués de varios meses de vivir allá sin que se reparara, hablé directamente con el dueño. "No," me dijo, "es que usted tiene muchos amigos negros allá, y uno de ellos tiene que haberla roto, oues todo mundo sabe que los negros son muy incultos." (Recuérdense que la taza estaba rota antes que ocupé el apartamento!) Bueno, podría dar más ejemplos, pero el punto es que además del racismo paternalista y el racismo exotizante, hay una cotinianidad racista que tienen que enfrentar los afrocolombianos todos los días.

Ana María Arango dijo...

Mi querido Michael!!!
Gracias por tu comentario.
Claro, es verdad. Ese racismo, más latente, más cotidiano es el que deben afrontar los afro a diario y tu lo has vivido muy de cerca porque tu trabajo de campo ha sido real, serio, profundo y comprometido.
Besos
Yo también te felicito por tu blog. Es todo un éxito.

maría.* dijo...

Buen momento para citar a mi abuela: "Yo no soy racista, pero los negros y los gitanos no entran en esta casa".

Karol dijo...

esta genial tu blog

y quisiera aportar un poco sobre mi reflexion depues de leerlo.
Pues la ultima parte donde habla de la señora que dice no ser racista me hizo organizar ideas y pensé, pues si lo es, de cierto modo pero lo es, ya que esta teniendo una actitud de lastima hacia las personas de color, y además predispone a la mujer negra como empleada de servicio. Eso me llevo a decirme que se vive en una cotidiana discriminación y muchas veces sin darnos cuenta nos prevenimos de los afrocolombianos, yo misma pienso en las veces en que he actuado de forma discriminativa, al ir sola caminando y veo a un hombre de color caminando hacia mi o detrás de mi y siento desconfianza, una mayor desconfianza que la que siento si veo a uno mestizo, pero ¿cual de mi desconfianza? Los ladrones son morenos, chiquitos, blancos, negros, mestizos, altos, de pelo largo o corto y diversas características que pueden ser de cualquier persona y no necesariamente de las personas de color.

Anónimo dijo...

eso del "etnoboom" algun ponente lo pronunció en un congreso de musicología y yo, que hice un apartado en mi cuaderno bajo el rótulo de "vocabulario" (porque en un evento como ese se oyen muchas palabras nuevas, compuestas o inventadas por ustedes los investigadores académicos, no me digan que no) la tengo anotada entre las grandes y legendarias

Laura Guti dijo...

Me parece muy buena la idea de este blog pues el tema es bastante ignorado.
Soy del Liceo Francés de Bogota y en el ultimo año me acuerdo haber lanzado un debate en clase sobre el racismo en Colombia: en una clase de solo blancos de la elite bogotana no hubo ni siquiera un debate pues todos estaban de acuerdo en decir que en Colombia no habia racismo.
Actualmente estoy en Francia y trabajo sobre la identidad de los negros brasileros a través de la literatura. Los afrodescendientes de Brasil tienen muchos ecos culturales con los colombianos solo que alla hay menos racismo y mas consciencia identitaria. En colombia, desgraciadamente, los blancos no quieren integrar a los negros y los negros no estan lo suficientemente unidos como para crear un movimiento popular y hacerse reconocer porque el racismo no es explicito , solo implicto en comportamientos culturales y maneras de pensar.
Aqui en Francia tengo muchos amigos africanos y es muy interesante ver sus puntos de vista sobre el asunto y poder mirar a mi pais con otros ojos, y poder comparar la situacion negra de Colombia con la situacion de Guadalupe o de Martinica por ejemplo que tienen un avance enorme sobre el reconocimiento de la identidad negra y la igualdad.
Me parece sin embargo que un primer paso es darse cuenta de que Colombia es un pais racista , y de los peores porque oculta el racismo : un blanco se vuelve negro a la hora de bailar pero para todo el resto es blanco... El segundo paso?
La educacion. Colombia necesita un movimiento negro, que no pase por la musica,los colombianos necesitan entender porque existe el racismo, necesita parar de idolatrar tan estupidamente a europa y valorar la cultura propia colombiana que se ha creado por aportes de todas las culturas que poblaron nuestra tierra.
Soy muy optimista en cuanto a esto,no creo, como mis amigos africanos que los negros de America deberian volver a Africa pues ahora son americanos y hacen parte de este continente y tienen que ser absorbidos por una cultura propia que nada tenga que ver con la europea.En algunos años, las cosas van a cambiar.

Ana María Arango dijo...

Hola Laura, muchas gracias por tu comentario. Estoy totalmente deacuerdo contigo en que la forma de superar el racismo es la educación y dejar de pensar la inclusión de lo afro desde la música y el deporte unicamente.
saludos!
ana

david dijo...

Concuerdo con todos los comentarios expresados arriba. En Colombia el racismo es un asunto de mucha importancia y se debe acabar con educacion y consciencia social, si bien han habido grandes avances, por ejemplo a la ex ministra de cultura era de raza negra, o mi jefe que es bastante moreno si debo resaltar que es el mejor jefe que he tenido es super bacan y no lo cambio por nada, tengo mi familia es mestiza,blanca,morena y negra de todo un poco mi vision es que todos somo iguales y debemos todos tratarnos con amor y fraternidad. Pues aunque eso no se refleje en todos lados yo hago mi aporte.